Combatir el cambio climático con la AD

05 de abril de 2017 Categories: Alimentación
Combatir el cambio climático con la AD

El consenso científico sobre el cambio climático es una realidad. 2016 fue el año más cálido registrado, y es evidente que para evitar los efectos del cambio climático necesitamos utilizar todas las herramientas disponibles para descarbonizar muchos aspectos de nuestra sociedad actual, desde la generación y transporte de energía hasta la producción de alimentos y la eliminación de desechos.

El enfoque holístico de la descarbonización consiste simplemente en generar energía baja en carbono. La sociedad moderna depende de muchas sustancias y procesos que son directa o indirectamente responsables de la liberación de los principales gases de efecto invernadero (GEI), incluidos el dióxido de carbono, el metano y el óxido nitroso.

A nivel mundial, la agricultura genera alrededor del 17% del total de GEI, con un 7-14% más debido a los cambios en el uso del terreno1. Estas emisiones provienen de todo el ciclo agrícola: cultivo del suelo; uso de fertilizantes, la cría de ganado, el consumo de energía, la gestión de residuos procedentes de las cosechas, el procesamiento de alimentos y la cadena de suministro. Solventar estos problemas puede parecer insuperable, pero hay una tecnología renovable que tiene la capacidad de ayudar a reducir las emisiones de todas estas áreas: la digestión anaeróbica (AD).

La AD produce energía verde renovable en forma de biogás, a través de la descomposición bacteriana de materiales orgánicos en condiciones anaeróbicas. Al hacerlo, no sólo crea un portador de energía versátil (el biogás puede utilizarse para generar electricidad y calor, como sustituto del gas natural o como combustible de transporte), sino que el residuo que queda tras el proceso, conocido como digestato, es un fertilizante orgánico rico en nutrientes y acondicionador de suelos. Además, al tratar los desechos orgánicos, como los alimentos, los residuos de los cultivos y el estiércol del ganado en una planta AD, cualquier emisión de metano que de otro modo habría escapado a la atmósfera durante la descomposición o el tratamiento, será capturada y aprovechada, impidiendo la emisión de GHG, al tiempo que generan energía renovable.

Con el fin de maximizar la reducción de gases de efecto invernadero que AD puede proporcionar, es importante que los desechos utilizados en la planta AD (conocidos como materia prima) sean sostenibles y producidos con una huella de carbono lo más bajo posible. También es importante asegurarse que el proceso sea eficiente y que se utilice cada unidad de energía posible. Recuperar el calor residual proveniente de los motores de cogeneración, de los gases de escape e incluso del digestato tratado, y usarlo para otros procesos internos de la instalación, es una manera clara de aumentar la eficiencia general de una planta AD.

La otra clave para maximizar los beneficios ambientales de la instalación AD es hacer el mejor uso posible del digestato resultante. La mayoría de las plantas producen una mezcla de digestato líquido y sólido. Cada uno tiene diferentes requisitos logísticos en función de su almacenaje y posterior utilización, así como las diferencias en su composición nutricional, pero lo que está claro es que todo el digestato es una excelente fuente de materia orgánica. Durante el último siglo, las técnicas agrícolas modernas e intensivas han reducido la materia orgánica en los suelos cultivables, haciendo que los suelos sean más susceptibles a la erosión ya la pérdida de nutrientes. A nivel mundial, los suelos almacenan casi 4.000 millones de toneladas de carbono orgánico2, más que la vegetación y la atmósfera del mundo combinadas.

El reemplazo de fertilizantes fósiles por digestato sólido, no sólo reduce las emisiones de gases de efecto invernadero, sino que también proporciona nutrientes y carbono en una forma que es fácilmente adsorbida por las partículas del suelo. Esto ayuda a mejorar la calidad general del suelo y al futuro crecimiento de los cultivos, algo que es cada vez más importante, ya que la seguridad alimentaria se está convirtiendo en un problema global importante.

Existen diferentes formas de maximizar tanto la eficiencia de las plantas de biogás como la utilidad y efectividad del digestato, como la pasteurización, la separación y los sistemas de concentración. Con el asesoramiento adecuado y la elección de la tecnología correcta, es posible tomar decisiones de inversión sólidas, que no sólo aumenten la eficiencia de la planta, sino que mejoren el perfil ambiental general de AD y maximicen sus beneficios en términos de mitigación del cambio climático.

1.Agriculture and Climate Change. OECD. Sept 2015: http://www.mapama.gob.es/es/cambio-climatico/temas/mitigacion-politicas-y-medidas/agriagricyccocde_tcm7-409687.pdf

2.Soil organic carbon (SOC) loss. FAO. 2016: http://www.fao.org/3/a-i6472e.pdf

© 2017 HRS Heat Exchangers. All Rights Reserved

Si sigue navegando sin cambiar la configuración, acepta el uso de cookies en nuestro sitio. más información

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" y ofrecerle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de cookies o hace clic en "Aceptar" a continuación, está dando su consentimiento.

cerca