Recuperación eficaz de producto desde los pasteurizadores y esterilizadores

16 de noviembre de 2016 Categories: Alimentación
_HRS Opinion Piece: Recovering high value products helps food factories maximise returns

Cuando se procesa cualquier tipo de producto alimenticio con cierta viscosidad, es inevitable que una cantidad de éste se adhiera a las superficies, como el interior de los recipientes y tuberías de trabajo, o se quede en el equipo después del proceso. El valor potencial de este producto perdido puede aumentar rápidamente, especialmente cuando se manejan grandes cantidades de productos viscosos y valiosos como miel, jarabes y purés. Por ejemplo, se estima que se pierden hasta 1,4 millones de toneladas de leche durante la elaboración de leche y queso cada año en los Estados Unidos, con un precio de venta de aproximadamente 4,5 millones de dólares. El impacto económico de perder productos de alto valor añadido es obviamente mayor. Además de los costes financieros para las empresas, en un momento en que los desperdicios de alimentos están bajo un creciente escrutinio, es importante que todas las partes de la cadena alimenticia sean lo más eficientes posibles cuando se trata de desperdicios alimentarios.

La buena noticia es que la parte de procesamiento y envasado de la cadena alimentaria ya es la más eficiente, representando sólo el 4% de las pérdidas totales de alimentos, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO)1. Sin embargo, siempre hay margen para la mejora y los procesos de gestión y diseño del equipo son las dos herramientas más importantes que los fabricantes de alimentos tienen a su disposición. Muchos ya están adoptando este tipo de buenas prácticas. Por ejemplo, desde 2009, PepsiCo ha reducido las pérdidas de alimentos en sus instalaciones del Reino Unido en un 20% como parte de una iniciativa más amplia encabezada por el IGD2.

 

Hay dos maneras de minimizar estas pérdidas en el equipo y en una situación ideal, se utilizarán en combinación. La primera implica el diseño de equipos, como los intercambiadores de calor tubulares, que impiden que el producto se adhiera a la superficie, manteniéndolo fluyendo a través del sistema. El segundo aspecto es el uso de sistemas dedicados para limpiar y recuperar el producto del equipo después del procesamiento y antes de que se inicie la limpieza completa.

 

Muchos intercambiadores de calor modernos están diseñados para manejar fluidos viscosos sin incrustaciones. Alguno de estos equipos utilizan los diseños de tubos corrugados, mientras que otros destinados a procesos más exigentes, utilizan rascadores que eliminan continuamente los residuos de la superficie de los tubos antes de que se acumulen. Estos intercambiadores de calor se pueden utilizar para numerosos procesos, como el calentamiento y la refrigeración, la cocción, la concentración, la pasteurización y la esterilización.

 

Esta auto-limpieza proporciona dos ventajas. En primer lugar, a medida que el producto tratado se mantiene en movimiento y no se adhiere a la superficie del tubo durante el procesamiento, se minimizan las pérdidas. En segundo lugar, al no existir esa capa de ensuciamiento, el rendimiento térmico óptimo del intercambiador de calor se mantiene, aumentando la eficiencia del proceso y reduciendo el consumo energético y los tiempos de tratamiento.

 

No importa lo bueno que sea el equipo en la prevención de la acumulación de suciedad, vendrá un momento en que habrá que hacer una limpieza a fondo de la instalación: la limpieza CIP. Dependiendo de la gama de productos manipulados y su complejidad, la limpieza podría ser necesaria incluso varias veces al día, entre los lotes de producción. Si el producto que permanece en el equipo es ‘descargado’ como parte de los procedimientos de limpieza, entonces, como hemos indicado anteriormente, se podrían perder cientos de miles de euros de producción cada año.

 

Tradicionalmente, el problema ha ido solventando con el uso del “sistemas de pigging” para empujar físicamente el producto a través de partes clave del sistema o para usar agua o aire para empujar el producto a través, aunque todos tienen ciertas desventajas, incluyendo la complejidad añadida y la posibilidad de diluir o contaminar el producto.

 

Estas cuestiones han llevado a muchas empresas en todo el mundo a utilizar la instrumentación en línea para medir los cambios en las propiedades físicas del producto. Cuando se utiliza junto con la recuperación a base de agua, nos asegura que la cantidad máxima de producto se recupera sin afectar negativamente a la calidad del producto.

 

El tipo exacto de monitor y los parámetros de control posteriores dependerán del producto a procesar, pero típicamente se miden factores físicos o químicos, como el nivel de Brix, el pH, la viscosidad o la densidad. El principio de este control se ha demostrado durante muchos años en pasteurizadores y esterilizadores, e incluye un transmisor de temperatura y una válvula de tres vías. Si por cualquier razón no se mantiene la temperatura especificada (punto de consigna) a través del tubo de retención, el transmisor de temperatura envía una señal a la válvula para devolver el producto al inicio del proceso. El mismo principio se aplica en el sistema universal de la recuperación del producto de los intercambiadores de calor de HRS Heat Exchangers. También diseñamos una amplia gama de intercambiadores de calor, incluidos aquéllos que trabajan con fluidos viscosos, sin que haya ensuciamiento.

 

Cabe señalar que los mismos beneficios pueden obtenerse a la inversa; por ejemplo, al iniciar la producción donde el producto necesita empujar el agua a través del sistema. El sistema HRS se puede instalar en cualquier equipo basado en intercambiadores de calor con un mínimo de adaptación y muy poco tiempo de inactividad. Debido a la cantidad de producto ahorrado, nuestros equipos se amortizan rápidamente.

 

1 Reducing Food Loss and Waste. World Resources Institute Working Paper. http://www.unep.org/pdf/WRI-UNEP_Reducing_Food_Loss_and_Waste.pdf

2 http://www.fooddrinkeurope.eu/our-actions/foodwaste-toolkit/avoid-food-loss-during-processing/

 

 

 

© 2017 HRS Heat Exchangers. All Rights Reserved

Si sigue navegando sin cambiar la configuración, acepta el uso de cookies en nuestro sitio. más información

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" y ofrecerle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de cookies o hace clic en "Aceptar" a continuación, está dando su consentimiento.

cerca