Pautas para diseñar sistemas de limpieza in situ (CIP) eficientes

diciembre 13, 2021 Categories: Alimentación - Opinión

La producción de alimentos, bebidas y productos farmaceúticos seguros es de suma importancia para los fabricantes, y mantener ambientes y equipos higiénicos es un requisito clave para la industria alimentaria. Además de los sistemas más simples, la mayoría de los equipos actuales, sobre todo los que contienen tuberías, espacios cerrados y pequeñas aberturas, se limpian in situ sin necesidad de desmontaje o apertura, y con una mínima intervención del operador, una técnica que se conoce como Limpieza in Situ (CIP).

La limpieza en el lugar (CIP) ha existido desde la década de 1950 y es un método de limpieza automatizada de las superficies interiores de los equipos, sin desmontarlos, siendo su principal objetivo la eliminación de la suciedad, los residuos físicos y la contaminación bacteriana.

Además de garantizar que los equipos estén en condiciones higiénicas aptas para la producción, el CIP también desempeña otras funciones importantes. Los sistemas CIP deben garantizar que no queden fluidos de limpieza o contaminantes en el equipo, garantizando la seguridad y reduciendo el coste y el tiempo de inactividad necesarios para la limpieza, además de asegurar que los ciclos de producción sean eficientes y rentables. Los sistemas CIP automatizados o semiautomatizados proporcionan un mejor control de los parámetros de limpieza para asegurar resultados consistentes, así como el mantenimiento automático de registros con fines de trazabilidad y diligencia debida. Además, la automatización reduce la necesidad de contacto humano con agentes de limpieza potencialmente dañinos u otros productos químicos.

Para que el CIP sea eficaz, no solamente tiene que estar bien diseñado, sino que todo el sistema de producción en sí debe configurarse desde el inicio pensando en una limpieza CIP eficaz. El equipo y la maquinaria deben estar diseñados higiénicamente y ser fáciles de operar, mantener y revisar. Al diseñar el equipo, se ha de tener en cuenta aspectos como la rugosidad superficial, soldaduras, prevención de esquinas o zonas inaccesibles donde la suciedad y/o los productos químicos pueden acumularse. La fiabilidad también es un factor importante y los sistemas CIP deben diseñarse para funcionar durante toda la vida útil del equipo involucrado.

Sistemas HRS CIP

HRS ofrece dos tipos de sistemas CIP (y SIP). Una opción consiste en sistemas integrados en otros equipos, como los pasteurizadores y esterilizadores HRS, así como nuestra Serie Asepticblock y Llenadoras Asépticas. Otra opción es la Serie HRS de sistemas independientes CIP y SIP, disponibles con tanques individuales (ST) o múltiples, que se calientan con un intercambiador de calor de la Serie HRS K. El diseño totalmente montado en bastidor y modular permite una instalación rápida y fácil. Los equipos totalmente automatizados se suministran con un sistema de control programable (PLC), que puede funcionar por sí solo, o integrarse en el sistema de control principal de la fábrica.

© 2021 HRS Heat Exchangers. All Rights Reserved

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close