Nuestros innovadores intercambiadores de calor de tubo corrugado benefician al mayor productor de derivados lácteos de UK.

Desafíos

Para los productores tradicionales de derivados lácteos, la eliminación del calor es una parte esencial del proceso de fabricación al elaborar mantequilla, nata, suero, yogur, queso cottage, cremas y queso fresco.  Mientras otras empresas utilizan intercambiadores de calor de placas tradicionales, para Longley Farm, una empresa familiar de Yorkshire, especializada en la elaboración de la famosa cuajada de Yorkshire y que también necesita enfriar crema fresca sin agitarla excesivamente, optó por un sistema más suave y más compacto que mantuviese la alta calidad del producto.

_HRS Corrugated Tube Heat Exchangers Benefit Leading Dairy

Intercambiadores de calor tubulares frente a intercambiadores de calor de placas

Aunque la inversión inicial de un intercambiador de calor tubular es mayor que la del intercambiador de placas,  a lo largo de su vida útil puede resultar mucho más económica, mejorando la eficiencia del proceso, reutilizando calor y conservando la calidad del producto final.
Estas unidades tubulares superan algunas de las limitaciones de los intercambiadores de calor de placas, como las altas presiones de bombeo requeridas, al tiempo que reducen los costes de mantenimiento durante la vida útil de la unidad.

Solución

HRS diseñó dos sofisticados intercambiadores de calor multi-tubo de tubo corrugado, que proporcionan la necesaria transferencia de calor en una unidad compacta. La manipulación suave del producto cumplió con las necesidades de la línea de crema. Además, un diseño diferente de tubo corrugado, que en realidad aumenta la turbulencia del producto para ayudar a reducir la suciedad dentro de los tubos, se utilizó para ayudar en la fabricación de la especialidad local de Yorkshire, la cuajada. Las ventajas principales de ambos diseños corrugados incluyen:

  • Aumento de la transferencia térmica, particularmente a caudales más altos, lo que significa que se necesita menos área de transferencia térmica, resultando un diseño más corto y más compacto, además de un ahorro considerable de costes.
  • Se mantiene la temperatura idónea durante todo el proceso, para ofrecer una calidad óptima de producto.
  • Menor presión de bombeo en comparación con los intercambiadores de placas, lo que resulta en una menor caída de presión durante el proceso de intercambio de calor.
  • Más robusto, y más fácil y económico de mantener, mejorando el coste total del intercambiador.
  • Más compacto y sencillo de integrar en el diseño de la instalación existente.

Mejorando la producción de cuajada Yorkshire

Mientras que la mayoría de las lecherías hacen la cuajada y el suero agregando bacterias a la leche para convertir la lactosa en ácido láctico y estimular las proteínas para que éstas se adhieran, para la producción de la cuajada de Yorkshire, Longley Farm agrega el ácido directamente a la leche.

“El uso de este método tradicional presenta un problema cuando se quiere calentar o enfriar la mezcla”, explica Konrad. “La cuajada puede ser muy pequeña, por lo que cuando se bombea se puede mezclar con el de suero de leche. Sabes que cuando vayas a bombear la cuajada, se van a mezclar partículas, así que necesitas utilizar un intercambiador de calor del tubo corrugado, porque los intercambiadores de placas tradicionales se pueden bloquear fácilmente con pequeños trozos de cuajada. A largo plazo, es mucho más fácil y más barato usar un intercambiador de calor de tubo corrugado. ”

Esta unidad ha sido diseñada específicamente por HRS para manejar estas partículas, incluso si alcanzan niveles muy superiores a los que se encuentran en funcionamiento normal. “Incluso si hay mucha cuajada en el sistema, el sistema no se bloqueará ni se dañará”, agregó Konrad. Esta confianza hizo que la unidad se instalara en una plataforma a 3 metros por encima de la superficie de la fábrica.

Resultados:

Longley Farm ha instalado dos intercambiadores de calor de tubo corrugado en sus líneas existentes, con los siguientes resultados:

  • Eficiencia energética: el calor recuperado del proceso de enfriamiento se utiliza para calentar el agua, que se transfiere a las instalaciones adyacentes a la fábrica para proporcionar calefacción y agua caliente.
  • Se ha mantenido la integridad y calidad del producto.
  • Se ha solucionado una situación de producción compleja, con menos bloqueos de producción durante el procesamiento de cuajada (ver explicación más adelante).
  • Funciona perfectamente junto a un sistema de agua refrigerada, que se utiliza para eliminar el todo el calor sobrante y alcanzar la temperatura requerida por el producto a tratar.

Testimonios

“Teniendo en cuenta todos nuestros requisitos, incluyendo el calentamiento y el enfriamiento, puede ser difícil automatizar un grupo bastante complejo de procesos y no terminar nunca en la planta más grande y más complicada del mundo. Lo inteligente ha sido mantener una solución de intercambio de calor simple, mientras que se proporciona todo lo que necesitamos. “
Konrad Schwoch, Gerente de Operaciones y Director Técnico de Longley Farm.

 

 

© 2017 HRS Heat Exchangers. All Rights Reserved

Si sigue navegando sin cambiar la configuración, acepta el uso de cookies en nuestro sitio. más información

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" y ofrecerle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de cookies o hace clic en "Aceptar" a continuación, está dando su consentimiento.

cerca