HRS ayuda a los fabricantes de guantes de goma de Malasia

23 de mayo de 2017 Categories: Industrial - Opinión
Malaysian rubber gloves industry - HRS

¿Sabías que Malasia es uno de los mayores productores de caucho del mundo, de caucho de nitrilo sintético y guantes?

Esta posición ha surgido gracias a la producción de caucho a gran escala. Los primeros árboles de caucho fueron plantados a principios de 1880 por los británicos, que importaron plantaciones desde Brasil y Sri Lanka, con ayuda de Kew Gardens. Con un clima y suelo idóneos, no pasó mucho tiempo antes de que la producción hubiera crecido rápidamente, y en la década de 1930 Malasia ya producía la mitad del caucho mundial.

En total, el país produce alrededor de 700.000 toneladas de caucho natural, de las cuales, entre el 5 y el 10 por ciento es látex. Lo más sorprendente es que la mayoría de esta producción se genera en pequeñas explotaciones, con menos del 10 por ciento proveniente de grandes plantaciones.

Con todo lo anterior expuesto, ¿dónde interviene HRS? El procesamiento de guantes de látex implica una serie de etapas, que incluyen la preparación del material, la limpieza del equipo, inmersión, vulcanización, lixiviación, rebordear los puños, la aplicación de polvo, la cloración y, finalmente, los guantes. Se requiere energía en todas las etapas, pero particularmente para calentar el agua que lava los guantes y los tanques de lixiviación.

HRS ha suministrado varios intercambiadores de calor de placas de la serie PHE a la industria de guantes de goma de Malasia, principalmente para la recuperación de calor en tanques de lixiviación, cloración y procesos de tratamiento de aguas residuales. No obstante, Remus Lim, Director General de HRS Malasia, cree que hay otras oportunidades en el sector.

Normalmente, el vapor, el agua caliente o el aceite térmico se generan utilizando gas natural, fuelóleo o biomasa para calentar el agua utilizada en los tanques de lixiviación, que se utilizan para lavar las impurezas de los guantes ya veces para aplicar determinados aditivos. Esto normalmente requiere elevar la temperatura de alrededor de 30℃ a entre 70-90 ℃, dependiendo del espesor de los guantes que se fabriquen. En circunstancias normales, una vez que los guantes se han sumergido, el agua usada se drena sin que haya recuperación de calor.

Viendo el potencial de la recuperación de energía, le presentamos a nuestro cliente una propuesta para recuperar este calor y utilizarlo para precalentar el suministro de agua de 30 a 70℃“, explica Remus. “Asumiendo un caudal de agua caliente de 10.000 litros por hora y un aumento de temperatura de 40℃, la recuperación de energía potencial es de 470 kW.”

Por lo general, el agua caliente de una serie de tanques de lixiviación se canaliza en una línea común para cada línea de producción, de la que habrá varias en una fábrica. La implementación de la recuperación de calor reduce las facturas de energía de los fabricantes. Y ya estamos viendo repetir los pedidos de este cliente en particular.”

Tenemos una amplia gama de productos que son adecuados para esta industria, sobre todo cuando el agua residual del proceso de lixiviación podría contener partículas, como los coagulantes“, añade Remus. “Además de la Serie PHE, nuestra Serie DT de doble tubo y la Serie K de intercambiadores de calor de tubos múltiples serían idóneos en tales situaciones. Hay una gran oportunidad para HRS de ayudar a la industria a ahorrar energía, reducir costes y ser más eficiente al mismo tiempo “,

© 2017 HRS Heat Exchangers. All Rights Reserved

Si sigue navegando sin cambiar la configuración, acepta el uso de cookies en nuestro sitio. más información

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" y ofrecerle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de cookies o hace clic en "Aceptar" a continuación, está dando su consentimiento.

cerca