Descarga de Líquido Cero

Los sistemas de descarga líquido cero (ZLD) eliminan los flujos de desechos líquidos de las plantas industriales y los transforman en un líquido más limpio y con subproductos sólidos aprovechables que pueden venderse o reutilizarse.

Entre los beneficios del Sistema ZLD se incluyen:

  • Acelera la reducción o eliminación completa de los productos de desecho.

  • Separa los productos no deseados del líquido para obtener líquidos más limpios y residuos más sólidos, que son más fáciles de manejar.

  • Posibilita que los líquidos peligrosos y tóxicos y los residuos sólidos se eliminen de manera responsable y segura

  • Recuperación de componentes aprovechables que pueden ser reciclados o utilizados en otros procesos.

  • Los procesos son más respetuosos con el medio ambiente, eficientes energéticamente y cumplen con las normativas existentes.

  • Aplicable en las siguientes industrias:

    • generación de energía
    • industrias químicas y refinerías
    • minería, destilación
    • producción de alimentos
    • tratamiento de residuos
  • Sistemas diseñados a medida, para tratar diferentes flujos y procesos de residuos.

Soluciones a medida

Cada sistema se diseña a medida, determinado por un análisis detallado de los flujos de aguas y desechos, teniendo en cuenta factores como:

  • los niveles de contaminación, composición y productos químicos presentes en el agua
  • los caudales de líquidos
  • Los estándares de pureza requeridos para el condensado obtenido.

Esta información es esencial para la eficiencia de la solución, ya que el calcio, el amonio y algunas sales de metales pesados son difíciles de cristalizar por evaporación y requieren que se incorporen otras técnicas de tratamiento en el diseño general del sistema.

Fases del proceso ZLD

En términos generales, un proceso ZLD se divide en tres grandes fases:

 

  1. Pretatamiento del flujo de residuos líquidos

Esto implica cualquier tratamiento necesario para eliminar los componentes no deseados o el acondicionamiento de los flujos de desechos antes de su evaporación/concentración. Estas son solo algunas de las posibilidades: ajuste del pH, filtración, floculación, procesamiento de membrana, desgasificación, etc.

 

  1. Evaporación

La evaporación es necesaria para reducir el volumen de la corriente pretratada, tanto como sea posible. Puede ser cualquier tipo de proceso de evaporación, o una combinación de varias opciones, que incluyen:

La fase de evaporación debe concentrar el flujo lo más cercano posible al punto de saturación (o mayor) para llegar a la etapa final del proceso:

 

  1. Cristalización

La fase de cristalización implica la saturación de la corriente de desechos para provocar la precipitación de los sólidos en suspensión. El método de cristalización depende de la solubilidad de los componentes presentes y debe estudiarse en detalle antes de diseñar un proceso ZLD. La cristalización puede ser provocada por un enfriamiento repentino de la corriente concentrada que causa precipitación o sobre concentración por encima del punto de saturación en el proceso de evaporación real. Los sólidos precipitados se separan en un tanque de cristalización. El líquido sobrenadante/saturado se devuelve a la fase de evaporación y se mezcla con la corriente pretratada entrante.

 

Catálogo
Aplicaciones relacionadas con Descarga de Líquido Cero

© 2019 HRS Heat Exchangers. All Rights Reserved

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close